Fondo

Alemania, primer país ferial del mundo

Con 150 ferias sectoriales internacionales Alemania ocupa una posición líder entre las plazas feriales del mundo. Cerca de dos terceras partes de las ferias más importantes de cada sector a nivel mundial se celebran en Alemania. Entre los principales eventos feriales destacan la Feria de Hannover, que se celebra todos los años y está considerada la muestra industrial por excelencia, y la Exposición Internacional del Automóvil (IAA) de Fráncfort del Meno, que tiene lugar cada dos años. En el sector de la tecnología de la información las ferias de referencia son la CeBIT de Hannover y la Exposición Internacional de Radio y Televisión (IFA) de Berlín (electrónica de consumo y comunicación). La capital alemana también congrega anualmente al sector turístico en la Feria Internacional de Turismo (ITB). La Semana Verde Internacional de Berlín es la gran cita ferial de la alimentación y la agricultura. En el mundo del libro se lleva la palma la Feria Internacional del Libro de Fráncfort, que se celebra cada mes de octubre. La photokina de Colonia presenta todas las novedades del mundo de la imagen, las técnicas de imagen y los medios visuales. La Asociación del Sector de Ferias y Exposiciones Alemanas (AUMA) es la organización central de los profesionales del ramo en Alemania. Su función principal consiste en potenciar la proyección nacional e internacional de las ferias alemanas. Asimismo, la AUMA coordina la actividad ferial exterior del sector privado alemán, inclusive las cerca de 225 plataformas de exportación patrocinadas anualmente por el Gobierno Federal. Además, los organizadores de ferias y exposiciones agrupados en la AUMA programan al año más de 200 ferias propias en regiones en expansión de todo el mundo.

auma.de

Economía social de mercado

La Ley Fundamental (Constitución) de la República Federal de Alemania no prescribe un modelo económico determinado, pero excluye una economía de mercado pura en cuanto que establece el principio del Estado social. Desde la fundación de la República en 1949 la economía social de mercado constituye la pauta y guía de la política económica alemana. Representa el intento de hallar una vía intermedia entre la economía de mercado pura y el socialismo. Fue concebida y llevada a la práctica por Ludwig Erhard, el primer Ministro Federal de Economía y posteriormente también Canciller Federal. Se basa en el principio de la libertad de mercado, conjugada con mecanismos correctores de inspiración social. Por una parte permite el libre juego de las fuerzas del mercado y por otra obliga al Estado a garantizar la existencia de una red social que asegure las contingencias objeto de protección.

Empresas globales

Tienen gran importancia económica y operan a nivel global: las grandes empresas alemanas. Entre las grandes empresas líderes se cuentan Daimler, BMW, SAP, Siemens, Volkswagen y Adidas. Las grandes empresas cotizan en el Índice Bursátil Alemán (DAX) de la Bolsa de Fráncfort. El mayor banco alemán es el Deutsche Bank, que está presente en más de 70 países y tiene casi 100.000 empleados. Su sede central está en Fráncfort del Meno, el principal centro financiero de Europa continental, donde tienen una filial más de cien de los 500 bancos más importantes del mundo.

La empresa alemana de mayor facturación, Volkswagen, con sede central en Wolfsburgo, fue en 2017, por ventas, el mayor fabricante de automóviles del mundo (le siguió Toyota). Volkswagen es una de las varias marcas del grupo Volkswagen AG. El grupo Volkswagen AG también incluye las marcas Audi, Škoda, Seat, Porsche, Bentley, Bugatti, Lamborghini, Ducati, Scania, MAN y Vehículos Comerciales Volkswagen.

El mayor empleador alemán en el sector de las empresas industriales es Siemens AG, con unos 372.000 empleados en todo el mundo. Las empresas terciarias de mayor facturación son Deutsche Telekom y Deutsche Post. El tercer lugar lo ocupa Deutsche Bahn. También TUI (turismo) y Deutsche Lufthansa pertenecen al grupo de empresas líderes en el sector de servicios.

ImprimirImprimir Política económica

En virtud del sistema federal, la política económica y financiera es una tarea compartida de la Federación, los Estados Federados y los municipios, que a tal fin colaboran en el seno de diversos órganos e instituciones. Además, el Gobierno Federal es asesorado por economistas independientes. Cada mes de enero el Gobierno Federal presenta al Bundestag y al Bundesrat un informe económico anual que contiene los objetivos y los elementos esenciales de su política económica y financiera. Una condición clave para el funcionamiento de la actividad económica es la libre competencia, protegida por la Ley Anticartel. Están prohibidas todas las prácticas restrictivas de la competencia, es decir, tanto las actividades de las empresas como las medidas del Estado que distorsionen la libre competencia, vigilándose por ejemplo la incidencia que puedan tener sobre ella las fusiones de empresas, las subvenciones estatales y las restricciones de acceso a los mercados.

→  bmwi.de

Las pymes, núcleo y eje de la economía

La economía alemana debe su perfil a las  pequeñas y medianas empresas, a los trabajadores autónomos y a los profesionales liberales. Alrededor del 99,6% de las empresas pertenece al segmento de las pymes. Se consideran tales las empresas con una facturación anual inferior a 50 millones de euros y menos de 500 empleados. En torno al 60% de los trabajadores trabajan en empresas de este tipo La mayor parte de las pymes son dirigidas por sus propietarios, es decir, la mayoría del capital está en manos de la dirección empresarial. Frecuentemente las empresas se heredan de generación en generación. Los puntos más fuertes del sector son la agilidad con que pone en el mercado productos vendibles, su orientación internacional, su alto grado de especialización y la capacidad de cubrir con éxito los nichos de mercado. Por eso muchas pymes alemanas son líderes mundiales.