Agenda digital

Siempre online: La ampliación de la infraestructura digital, proyecto prioritario del Gobierno Federal
Siempre online: La ampliación de la infraestructura digital, proyecto prioritario del Gobierno Federal The New York Times/Redux/laif
La economía alemana se encamina hacia la cuarta revolución industrial. El Gobierno Federal impulsa el cambio digital.

La economía alemana está en el umbral de la cuarta revolución industrial. Por efecto de Internet, los mundos real y virtual se interconectan en el “Internet de las cosas” a través de un proceso de transformación digital. La digitalización supone un punto de inflexión histórico para la industria y el sector terciario. Bajo el término industria 4.0 se agrupan soluciones, procesos y tecnologías que requieren un gran esfuerzo informático y un alto grado de interconexión de los sistemas en las factorías. Muchas empresas alemanas están dando el salto a la industria 4.0 como palanca para la digitalización de las técnicas de fabricación y procesos logísticos. En conjunto el empresariado espera que la competencia internacional por el liderazgo tecnológico en la producción siga en aumento. El Gobierno Federal promueve y articula activamente el cambio digital y a tal fin ha puesto en marcha una “Agenda Digital” con siete áreas de actuación. Abarca todos los ámbitos de la sociedad, desde las instituciones del Estado y las empresas hasta la cultura, la educación y la ciencia, porque el cambio digital no se concibe como un mero proceso tecnológico sino como un proceso social ­integral que afecta a los derechos y libertades individuales y a la propia democracia.

dpa/Kembowski

El objetivo de la “Agenda Digital” es que a ­medio plazo Alemania sea el proveedor de ­referencia para la industria 4.0 y el número uno europeo en expansión digital. Según ­diversos estudios, en escenarios positivos la industria 4.0 puede generar un potencial ­adicional de crecimiento del orden de los 200.000 a 425.000 millones de euros de aquí a 2025. El sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), en cuanto tecnología transversal, juega un papel clave en esta evolución. Hoy por hoy el 23% del crecimiento de la productividad es atribuible a las inversiones en el ramo de las TIC. 900.000 empleados generan una facturación de 228.000 millones de euros. Con estas cifras Alemania es el cuarto mercado del mundo en el sector de las TIC, por detrás de los EE.UU., Japón y China, y el mayor mercado europeo.

Una de las grandes tareas en el campo de la digitalización es la expansión de la infraestructura digital y, más en concreto, de los accesos a Internet de banda ancha. El objetivo consiste en crear hasta 2018 una infraestructura que cubra todo el territorio con una tasa de transferencia de como mínimo 50 Mbit/s. Y hasta el 2025, una red de fibra de vidrio de alta capacidad Gigabit Ethernet vastamente disponible. El Gobierno Federal y el sector privado han acordado invertir unos 10.000 millones de euros en un plan de implementación de la banda ancha de última generación. El 87% de los hogares ya cuenta con conexión de banda ancha, pero hay diferencias de disponibilidad entre los Estados Federados del este y del oeste de Alemania y entre las ciudades y las regiones rurales. En 2015, casi las dos terceras partes de los hogares (64%) tenían acceso a Internet de banda ancha con una tasa de por lo menos 50 Mbit/s, en su mayoría por red fija. En las ciudades, cuatro de cada cinco hogares (82%) tenían acceso a tasas de transferencia superiores a 50 Mbit/s, mientras que, en las regiones rurales, solo uno de cada cinco (20%). El 92% de los hogares tiene hoy acceso al estándar de telefonía móvil LTE. Se planea que en el año 2020 la quinta generación de telefonía móvil (5G) sustituya a la LTE actual (4G). La tecnología 5G posibilita la transmisión fiable de grandes volúmenes de datos prácticamente en tiempo real, lo que constituye el requisito básico para la transformación digital. En Berlín, el Instituto Fraunhofer FOKUS y el Centro Especializado TI Pública (ÖFIT) crearon en 2016 junto con Deutsche Telekom y Nokia un área de prueba 5G en torno a la plaza Ernst Reuter, posicionando así a la capital alemana como metrópoli digital.

El estándar 5G es necesario para crear en el tráfico rodado los requisitos para la conducción automatizada o autónoma y la interconexión de los vehículos en red. Alemania, como uno de los países líderes tecnológicamente en el sector del automóvil, desea afianzar esa posición de liderazgo, particularmente también en cuanto a la definición de estándares normativos y éticos.

Related content