Potencia civil proactiva

Europe
Europe EyesWideOpen/Getty Images
Alemania está plenamente integrada en la cooperación multilateral y promueve a nivel mundial la paz, la seguridad, la democracia y los derechos humanos.

Alemania está intensa y ampliamente interconectada en la política internacional. El país mantiene relaciones diplomáticas con casi 200 Estados y es miembro de todas las principales organizaciones multilaterales y grupos de coordinación internacional informales como el “Grupo de los Siete” (G7) y el “Grupo de los Veinte” (G20). En el Servicio Exterior, cuya sede central está en Berlín, trabajan unos 11.230 empleados. En total Alemania tiene 227 representaciones en el exterior.

dpa/Brakemeier

El objetivo prioritario de la política exterior alemana consiste en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Una coordenada básica es la plena integración en las estructuras de cooperación multilateral, lo cual significa concretamente una estrecha asociación con Francia en la Unión Europea (UE), la firme pertenencia a la comunidad de valores de la alianza transatlántica con los EE.UU., la defensa del derecho a la existencia de Israel, la participación activa y comprometida en las Naciones Unidas (ONU) y en el Consejo de Europa y el fortalecimiento de la arquitectura de seguridad europea en el marco de la OSCE.

En colaboración con sus socios, Alemania defiende la paz, la seguridad, la democracia y los derechos humanos en todo el mundo. El concepto de seguridad ampliada propugnado por Alemania abarca, junto a la prevención de crisis, el desarme y el control de armamentos, aspectos económicos, ecológicos y sociales desde la perspectiva de la sostenibilidad, entre ellos una globalización con oportunidades para todos, la protección del medio ambiente y del clima por ­encima de las fronteras nacionales, el diálogo entre las culturas y la apertura hacia los extranjeros y los inmigrantes.

Desde el final del conflicto Este-Oeste la política exterior alemana tiene ante sí nuevas oportunidades y retos. Integrada a nivel multilateral, Alemania ha asumido la redoblada responsabilidad que se deriva de la reunificación del país en 1990. Alemania contribuye hoy a través de múltiples esfuerzos a la solución de conflictos, así como a la consolidación de las estructuras de mantenimiento de la paz y a la prevención de crisis a través de las misiones de paz mandatadas por la ONU. En la actual crisis del orden de seguridad europeo Alemania asumirá en 2016 la presidencia de la OSCE y defenderá que se reafirmen los principios de Helsinki y se refuerce la OSCE como principal organización regional de seguridad en Europa.

El debate público en el marco del proyecto “Review 2014 – Repensar la política exterior” puso de manifiesto que las coordenadas básicas de la política exterior alemana han acreditado su validez, pero también evidenció que en un mundo en rápida transformación la política exterior alemana se enfrenta a tres retos fundamentales, resumidos en los términos “Crisis – Orden – Europa”. Para poder acometerlos con garantías, el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores se someterá a una reestructuración como resultado del proceso de revisión.

Related content