Potencia de gestión civil

Europe
Europe EyesWideOpen/Getty Images
Alemania está plenamente integrada en la cooperación multilateral y promueve a nivel mundial la paz, la seguridad, la democracia y los derechos humanos.

Alemania está intensa y ampliamente interconectada en redes en el área de la política internacional. Mantiene relaciones diplomáticas con casi 200 países y es miembro en todas las principales organizaciones multilaterales y grupos de coordinación internacional informales, tales como el “Grupo de los Siete” (G7) y el “Grupo de los Veinte” (G20). Ministro de Relaciones Exteriores es, desde 2018, Heiko Maas (SPD). En el Servicio Exterior, cuya sede central está en Berlín, trabajan 11.652 personas. El país tiene, en total, 227 representaciones en el exterior.

dpa/Brakemeier

El objetivo prioritario de la política exterior alemana es el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Entre sus coordenadas básicas se cuenta la plena integración en las estructuras de cooperación multilateral. Concretamente, ello significa una estrecha cooperación con Francia en la Unión Europea (UE), la firme pertenencia a la comunidad de valores de la alianza transatlántica con los EE. UU., la defensa del derecho a la existencia de Israel, la participación activa en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en el Consejo de Europa y el fortalecimiento de la arquitectura de seguridad europea en el marco de la OSCE.

Junto con países socios, Alemania defiende la paz, la seguridad, la democracia y los derechos humanos en todo el mundo. El concepto de seguridad tal como lo entiende Alemania abarca, además de la activa prevención de crisis, también el desarme y el control de armamentos, los aspectos económicos, ecológicos y sociales desde la perspectiva de la sostenibilidad, entre ellos, un diseño de la globalización con oportunidades para todos, la protección del medio ambiente y del clima más allá de las fronteras nacionales, el diálogo constructivo entre las culturas y la apertura hacia los extranjeros y los inmigrantes.

Desde el final del conflicto Este-Oeste, la política exterior alemana se ve confrontada con nuevos desafíos y oportunidades. Integrada a nivel multilateral, Alemania ha asumido la responsabilidad que se deriva de la reunificación del país en 1990. También contribuye a través de múltiples esfuerzos a la solución de conflictos, la consolidación de las estructuras de mantenimiento de la paz y la prevención de crisis a través de las misiones de paz con mandato de la ONU. Para seguir apoyando los esfuerzos de la ONU en la prevención de crisis, Alemania triplicó su aporte en esa área, como dijo Heiko Maas en su discurso ante la Asamblea General de la organización en la primavera de 2018. Convencida de que la seguridad exige más que medidas de defensa militar, Alemania redobla también sus esfuerzos en la Ayuda Humanitaria y la Política Cultural Exterior. Alemania subrayó asimismo su compromiso internacional con su candidatura para ocupar un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU en 2019/2020. En la era de la globalización y la digitalización y en vista de un mundo en rápida transformación, en la agenda se hallan, además de los temas clásicos de la política exterior, crecientemente también nuevas áreas, por ejemplo, “ciberataques” e intentos de influir sobre la opinión pública a través de la propaganda.

Related content