El compromiso de la sociedad civil

La protección del medio ambiente es un tema al que muchos se dedican en su tiempo libre
La protección del medio ambiente es un tema al que muchos se dedican en su tiempo libre picture-alliance/Andreas Franke
En Alemania, el nivel de compromiso social es alto. Muchas personas realizan tareas de voluntariado, la importancia de las fundaciones va en aumento.

Unos 31 millones de alemanes realizan desinteresadamente tareas honorarias en su tiempo libre, asumiendo responsabilidad social. Este compromiso a menudo se mantiene a largo plazo: un tercio realiza trabajo honorario desde hace diez años. Casi el 60 por ciento de los encuestados para el Estudio sobre Trabajo Honorario, encargado por el Gobierno federal, dedican hasta dos horas por semana a actividades no remuneradas. Junto con entidades benéficas, Iglesias, cooperativas, organizaciones de ayuda, empresas de utilidad pública e iniciativas privadas, los miembros de las 600.000 asociaciones de trabajo honorario existentes conforman la columna vertebral del “tercer sector”: un sector de la ­sociedad que no es estatal ni de los partidos políticos, sino que canaliza activamente un compromiso voluntario y público en áreas sociales y políticas.

picture alliance/Ralf Mueller

Sobre todo, las fundaciones han adquirido continuamente una creciente importancia. En Alemania hay más de 21.000 fundaciones de derecho civil. Es la forma jurídica clásica de esas instituciones. Alemania es uno de los países europeos con más fundaciones. Desde principios de los años dos mil se han creado unas 13.000 fundaciones de derecho civil, más de la mitad del total actual. En Alemania existen estadísticamente 26,5 fundaciones por cada 100.000 habitantes. Todas las fundaciones juntas disponen de un patrimonio aproximado de 68.000 millones de euros. Destinan unos 4.300 millones de euros por año a fines de utilidad ­pública, destacándose tradicionalmente los fines sociales (28,8%), educativos, científicos y culturales. Las cinco mayores fundaciones de derecho privado por volumen de gasto son: Fundación Volks­wagen, Fundación Robert Bosch, Fundación Bertelsmann, Fundación Hans Böckler y WWF Alemania.

Muy notable es el auge de las fundaciones ­comunitarias, en las que grupos de ciu­dadanos y empresas actúan conjuntamente ­como patrocinadores para promover proyectos locales o regionales. Las primeras fundaciones de ese tipo fueron creadas en 1996. En 2016 ya operaban más de 300 fundaciones ciudadanas reconocidas por la Asociación de Fundaciones Alemanas. El compromiso ciudadano ha aumen­tado ligeramente en los últimos años, pero se desplaza de las entidades de mayor tamaño hacia colectivos autogestionados más pequeños y con diversos fines. Actualmente, en Alemania muchas personas se comprometen activa y desinteresadamente en iniciativas locales de ayuda a refugiados.

Compromiso en partidos políticos, sindicatos y organizaciones no gubernamentales

El compromiso político-social en el seno de los partidos, los sindicatos y las organizaciones no gubernamentales permite desarrollar actividades de carácter más estratégico y po­lítico. Por ­esa vía, el compromiso honorario brinda la posibilidad de una intensa participación democrática. 
A las grandes organizaciones tradicionalmente arraigadas les resulta cada vez más difícil reclutar voluntarios para sus actividades.

En el segmento etario de entre 14 y 24 años se registra un gran interés en trabajar en servicios de voluntarios. En 2011 se creó el Servicio Federal de Voluntarios, en el que, a comienzos de 2018, prestaban servicio más de 43.000 personas. Está abierto a todos los grupos de edad y complementa el modelo de voluntariado social para jóvenes existente desde hace más de 50 años. También existe la posibilidad de trabajar como voluntario en el extranjero, por ejemplo, a través del Servicio Internacional de Voluntarios del Ministerio Federal de Familia, Tercera Edad, Mujeres y Juventud; el Programa “Weltwärts”, del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo y el servicio de voluntarios “Kulturweit”, de la Comisión Alemana para la UNESCO en colaboración con el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Related content