Libertad de culto

En Alemania la libertad religiosa está garantizada por la Constitución, hay más de 2.000 mezquitas
En Alemania la libertad religiosa está garantizada por la Constitución, hay más de 2.000 mezquitas Boris Roessler/dpa
En Alemania, la libertad religiosa está constitucionalmente garantizada, el panorama religioso se caracteriza por una creciente pluralidad.

En Alemania, el panorama religioso se caracteriza por una creciente pluralidad y progresiva secularización. El 55 por ciento de la población alemana pertenece a una de las dos grandes confesiones cristianas, organizadas, por un lado, en las 27 diócesis católicas y la Conferencia Episcopal Alemana (DBK) y, por otro, en las Iglesias regionales evangélicas, con la Iglesia Evangélica en Alemania (EKD) como organización central. La Iglesia Católica, con unos 24,6 millones de fieles en 11.500 parroquias, forma parte de la Iglesia Católica Apostólica Romana, encabezada por el Papa. La Iglesia Evangélica en Alemania es la comunidad de las 20 iglesias regionales evangélicas independientes luteranas, reformadas y unidas. Con aproximadamente 23 millones de miembros, agrupan a la mayor parte de los cristianos evangélicos. El 36 por ciento de la población no pertenece a ninguna confesión.

dpa/Armin Weigel

El número de creyentes de las iglesias cristianas está disminuyendo debido al envejecimiento de sus miembros y la desafiliación religiosa. Solo en 2016 abandonaron la Iglesia Católica alemana 162.000 personas y 190.000 se desafiliaron de la Iglesia Evangélica. El distanciamiento de la religión es particularmente acusado en el este de Alemania.

El islam adquiere importancia para la vida religiosa a través de la inmigración. El número de los musulmanes en Alemania, procedentes de 50 países, se estima en unos cuatro a cinco millones, pero no se realizan encuestas centralizadas. En muchas ciudades se han constituido comunidades musulmanas relativamente grandes. La Conferencia Alemana sobre el Islam (DIK), creada en 2006, constituye un marco oficial para el diálogo entre el Estado y los musulmanes.

La vida judía en Alemania, prácticamente inexistente después del Holocausto, se reactivó tras la Guerra Fría por la llegada de inmigrantes de la ex URSS. Hoy viven en Alemania unos 200.000 judíos, de los que casi 100.000 están agrupados en 105 comunidades, que reflejan un amplio espectro religioso. El Consejo Central de los Judíos en Alemania, fundado en 1950, es su órgano de representación.

En Alemania no existe una Iglesia oficial. La relación entre el Estado y la religión se basa en la libertad religiosa garantizada por la Constitución, la separación entre la Iglesia y el Estado de conformidad con la neutralidad ideológica del Estado y el derecho de libre determinación de las comunidades religiosas. El Estado y las comunidades ­religiosas cooperan entre sí sobre una base de mutuo respeto. El Estado participa en la financiación de guarderías y escuelas gestionadas por las Iglesias. Las Iglesias cobran a sus fieles una tasa religiosa, que es recaudada por el Estado y se destina a servicios sociales. Las escuelas están obligadas a ofrecer religión como asignatura regular (con normas especiales en Berlín y Bremen). Las clases de religión islámica se están extendiendo. Actualmente están siendo formados profesores adicionales para poder ofrecer clases de religión a los niños y jóvenes de familias musulmanas que van a la escuela en Alemania.

Related content