Desafíos deportivos

La conquista del Mundial de Fútbol 2014 en Brasil: uno de los muchos momentos culminantes del deporte alemán
La conquista del Mundial de Fútbol 2014 en Brasil: uno de los muchos momentos culminantes del deporte alemán Matthias Hangst/Getty Images
Alemania es exitosa en el deporte de alto rendimiento, pero también el deporte de masas desempeña un importante papel. El Fomento Internacional del Deporte apuesta por el deporte como medio para el entendimiento entre los pueblos.

Alemania es un país apasionado por el deporte y muy exitoso deportivamente. En el medallero eterno de los Juegos Olímpicos, Alemania, con 1.682 medallas (en 2014) ocupa el tercer lugar, después de Estados Unidos y la Federación Rusa. Aproximadamente 28 millones de personas están afiliadas en Alemania a una de las más de 91.000 asociaciones deportivas. Las asociaciones asumen, además de las tareas deportivas, también ­importantes funciones sociales y participativas. Sobre todo en el trabajo con jóvenes y la integración transmiten valores como juego limpio, espíritu de equipo y tolerancia. Debido a la creciente internacionalización de la población, las prestaciones de las asociaciones deportivas ganan creciente importancia en relación con la integración de inmigrantes y sus descendientes. Unas 60.700 asociaciones tienen afiliados inmigrantes o descendientes de inmigrantes en sus equipos. En total, aproximadamente 1,7 millones de inmigrantes o descendientes de inmigrantes se hallan afiliados a una asociación deportiva. No obstante, ese círculo de personas aún está insuficientemente representado en el deporte organizado.

picture alliance/SvenSimon

El programa “Integración a través del deporte” de la Confederación Olímpica Alemana del Deporte (DOSB) ve la inmigración como un enriquecimiento del deporte en Alemania. Una prioridad en las futuras actividades en el marco del programa es el trabajo con grupos poco representados en el deporte, ­como, por ejemplo, las muchachas y mujeres. Junto con la Fundación de la Bundesliga y la Federación Alemana de Fútbol (DFB), también el Gobierno federal lanzó una iniciativa de integración. Apoyados son proyectos sostenibles de integración de refugiados en el deporte. Entre ellos se cuenta el proyecto 
“1 a 0 a favor de la bienvenida”, fomentado por la selección alemana de fútbol, que apoya ­financieramente a 600 clubes de fútbol que integran a refugiados.

La DOSB es una organización techo del deporte alemán y se define como el mayor movimiento ciudadano de Alemania. La DOSB apoya tanto el deporte de élite como el de masas. Más de 20.000 de las 91.000 asociaciones deportivas que representa fueron fundadas después de la reunificación de Alemania, en 1990. A la DOSB pertenece, como una de 98 organizaciones miembros, también la Federación Alemana de Fútbol (DFB), fundada en 1900. Con siete millones de afiliados en 25.000 clubes de fútbol, la DFB tiene actualmente el mayor número de afiliados de su historia y es la mayor asociación deportiva nacional del mundo.

El fútbol femenino es uno de los deportes que más rápidamente crecen. La selección ­femenina de fútbol es múltiple campeona del mundo y europea. Motivadas por los ­éxitos de jugadoras como Steffi Jones, que en 2016 asume las funciones de entrena­dora de la selección femenina de fútbol, 
hoy juegan al fútbol en clubes unas 337.300 muchachas de hasta 16 años de edad. El ­mayor atractivo en el deporte alemán lo ejerce la Bundesliga, la primera división del fútbol alemán. Está considerada una de las ligas más fuertes del mundo. Los 306 partidos de los 18 clubes de la Bundesliga ­atrajeron en la temporada 2014/2015 a unos 13,3 millones de espectadores a los estadios, lo que supone un promedio de 43.530 ­espectadores por partido. El equipo más ­potente de la Bundesliga es el FC Bayern Múnich, que en mayo de 2015 conquistó 
el 25.º campeonato alemán. Además, el 
FC Bayern Múnich fue 17 veces campeón de la Copa DFB y ganó en 2001 y 2013 la Liga de Campeones de la UEFA. Con más de 251.000 afiliados es, después del Benfica, de Lisboa, el club con el mayor número de afiliados del mundo.

La selección alemana de fútbol masculino, cuatro veces campeona mundial y tres veces de Europa, es el buque insignia del fútbol alemán. Desde la conquista del Mundial FIFA 2014, en Brasil, Alemania lidera el ranking de la FIFA. El equipo, cuyo entrenador es Joachim Löw, está considerado tácticamente flexible y realiza una interpretación moderno del juego. En el plantel de la selección ­nacional alemana hay numerosos jugadores descendientes de inmigrantes, tales como Jérôme Boateng, Sami Khedira y Mesut Özil.

Reconocimiento deportivo y éxitos en ­diversas disciplinas

Además del fútbol, deportes populares son la gimnasia, el tenis, el tiro deportivo, el atletismo, el balonmano y la equitación. Pero también otros eventos deportivos son exitosos, por ejemplo, el J. P. Morgan Corporate Challenge, en Fráncfort del Meno, una carrera de beneficencia con más de 70.000 participantes de más de 2.780 empresas y el mayor evento de ese tipo en el mundo.

El balance deportivo es positivo en varios aspectos. Loas merece por ello la Promoción del Deporte, en cuyo marco se apoya a unos 3.800 atletas de casi todas las disciplinas olímpicas, deportes no olímpicos de rica tradición y el deporte para minusválidos y sordos. El fomento de deportistas con hándicaps es también una de sus importantes tareas. En los Paralímpicos y en com­petencias internacionales, los deportistas 
alemanes han conquistado hasta ahora 1.492 medallas (2014).

“Poner en movimiento a la gente – Superar fronteras”, bajo esa consigna se halla el Fomento Internacional del Deporte del Ministerio de RR. EE. Es un firme componente de la Política Cultural y Educativa Exterior y ya ha apoyado en más de 100 países más de 1.400 proyectos de corto y largo plazo en diferentes disciplinas deportivas. Un ejemplo es el proyecto “Fútbol en lugar de pelear – Canchas para la tolerancia”, en cuyo marco fueron formados 16 entrenadores palestinos en el sector del fútbol infantil y juvenil. 
Jóvenes traumatizados por conflictos violentos aprenden así lúdicamente a familiarizarse con la idea del juego limpio. De esta y otras formas, el deporte alemán contribuye a la prevención de crisis y el entendimiento entre los pueblos, como embajador que ­impulsa el juego limpio, la tolerancia, la ­integración, la competencia pacífica y los rendimientos deportivos.

Related content