Dinamismo de la educación superior

En los cerca de 400 centros de educación superior alemanes están matriculados 2,7 millones de alumnos
En los cerca de 400 centros de educación superior alemanes están matriculados 2,7 millones de alumnos impress picture/ullsteinbild
Alemania es el país de habla no inglesa que más estudiantes extranjeros atrae. Las universidades alemanas son variadas y excelentes, no solo en las grandes ciudades.

El panorama de la educación superior alemana es extraordinariamente diverso: abarca desde universidades de renombre en grandes ciudades como Berlín o Múnich hasta centros ­superiores de excelencia en ciudades como Aquisgrán, Heidelberg o Karlsruhe. El núcleo del mundo académico está constituido por universidades de tamaño medio concentradas en tareas investigadoras y escuelas superiores más pequeñas de formidable proyección. En el Ranking Internacional de Shanghái, en los QS World University Rankings o en los Times Higher Education World University Rankings aparecen por término medio unas diez a doce universidades alemanas entre los 200 mejores centros superiores a nivel mundial. La Ludwig-Maximilians-Universität de Múnich, la Universidad de Heidelberg y la Universidad Técnica de Múnich obtienen las puntaciones más altas.

dpa/Rainer Jensen

Según datos de la Conferencia de Rectores de las Universidades (HRK), en 2015 los estudiantes podían optar entre 399 centros de educación superior (121 universidades, 220 universidades de ciencias aplicadas, 58 escuelas superiores de música y bellas artes). En total se ofrecen 17.731 carreras. Al hilo del Proceso de Bolonia, iniciado en 1999 para crear un Espacio Europeo de Educación Superior uniforme, entre tanto el 87,4% de las carreras se ha adaptado al sistema de grados de Bachelor y Máster. 238 centros superiores son financiados por el Estado, 40 por instituciones eclesiásticas y 121 son de titularidad privada.

El país de lengua no inglesa más atractivo para los estudiantes internacionales

En el panorama de la educación superior alemana se distinguen básicamente tres tipos de ­centros según su estructura y funciones: las universidades, las universidades de ciencias aplicadas (Fachhochschule, FH) y las escuelas superiores de bellas artes, cinematografía y música. Las universidades clásicas ofrecen un amplio ­espectro de disciplinas, en tanto que las universidades técnicas (TU) se concentran en la investigación básica en las disciplinas de las ciencias de la ingeniería y las ciencias naturales. Las nueve TU líderes se agruparon en 2006 en la Iniciativa TU9. Las universidades se presentan no solo como establecimientos docentes sino también como centros de investigación y en ese sentido siguen encarnando hasta el día del hoy el ideal educativo humboldtiano de la unidad de la investigación y la docencia en la enseñanza superior. Las universidades tienen el objetivo prioritario de formar a las nuevas generaciones de científicos, transmitiéndoles conocimientos técnicos fundados y proporcionándoles las herramientas necesarias para desarrollar su labor profesional e investigadora. Las 220 FH están marcadamente orientadas hacia la aplicación práctica de los conocimientos y constituyen una especificidad del sistema de enseñanza ­superior alemán; en muchos casos utilizan paralelamente la denominación de “universidades de ciencias aplicadas”, típica del ámbito ­anglosajón (“University of Applied Sciences”). Actualmente existe un debate sobre la implantación de doctorados en las FH; hoy por hoy ­solo las universidades tienen la potestad de concederlos.

La academización en general sigue en aumento: Si en 2005 la cuota de alumnos de primer curso todavía se situaba en el 37%, hoy en día cerca de la mitad de los jóvenes de Alemania se matricula en una carrera superior. La Ley Federal de ­Fomento de la Educación (BAföG) les abre la posibilidad de cursar una carrera superior independientemente de la situación económica de su familia. Sin embargo, el éxito en los estudios a menudo sigue dependiendo en buena medida de la extracción social; solo el 23% de los jóvenes procedentes de familias sin estudios superiores comienza una carrera superior. En 2014 estaban matriculados en los centros de educación superior 2,7 millones de alumnos, incluidos 301.350 extranjeros: 218.848 con títulos de acceso a la enseñanza superior obtenidos en otros países y 82.502 en posesión del bachillerato superior alemán (Abitur).

Desde 2011 el número total de estudiantes superiores ha aumentado un 18% y el de los estudiantes internacionales casi un 20%. Hoy en día estudian en las universidades alemanas casi el doble de extranjeros que en 1996. La mayoría de los estudiantes internacionales procede de China, Rusia y la India. A tenor de estos datos Alemania es el país de lengua no inglesa preferido por los estudiantes internacionales para cursar una carrera superior. Solo los EE.UU. y el Reino Unido tienen mayor fuerza de atracción. Las Universidades Técnicas tienen un gran prestigio como focos de la ingeniería, el 25% de los alumnos matriculados en primero de carrera 
en las TU son estudiantes internacionales. Paralelamente los centros de educación superior 
alemanes han aumentado a 1.104 las carreras impartidas en lengua extranjera y las carreras 
internacionales. Para los doctorandos internacionales es especialmente atractiva la gran oferta de doctorados estructurados. Otra de las ventajas de los centros superiores alemanes es que prácticamente no existen las tasas académicas.

La Federación y los Länder se enfrentan conjuntamente al creciente fenómeno de la academización: en el marco del “Pacto por la Educación Superior 2020” acordaron a finales de 2014 dotar económicamente hasta un total de 760.000 posibilidades de estudio adicionales en los próximos años. Durante la duración total del Pacto, de 2007 a 2023, la Federación y los Länder pondrán a disposición respectivamente 20.200 millones de euros y 18.300 millones de euros.

Desde 2005 la Federación y los Länder promueven a través de la Iniciativa de Excelencia proyectos e instituciones de investigación de primera línea en los centros de educación superior del país. En la actual fase del programa (2012–2017) se benefician de las ayudas 45 escuelas de graduados, 43 clústeres de excelencia y once planes de futuro en un total de 44 universidades. El volumen de financiación para el periodo de referencia asciende a 2.700 millones de euros.

La internacionalización es un tema de permanente importancia. Un estudio contabilizó en 2014 unas 31.000 cooperaciones internacionales de casi 300 centros superiores con 5.000 instituciones de 150 países, incluidos numerosos programas que ofrecen dobles titulaciones. Muchos centros superiores participan en el desarrollo de ofertas de estudios alemanas en el extranjero y en la creación de establecimientos docentes según el modelo alemán.

También se fomenta una mayor movilidad exterior de los estudiantes alemanes. Más del 30% ya cursa alguna etapa de la carrera en el extranjero. Según las previsiones, en el futuro uno de cada dos alumnos de los centros de educación superior alemanes acumulará experiencia curricular en el extranjero. Los programas de becas del tipo Erasmus+ promueven estos valiosos períodos de estudios en otros países.

Related content