Economía sostenible

Trabajo decente: Cada vez más empresas alemanas ponen en valor estándares justos en las cadenas globales de suministro
Trabajo decente: Cada vez más empresas alemanas ponen en valor estándares justos en las cadenas globales de suministro Thomas Köhler/Photothek via Getty Images
Alemania es uno de los países industrializados más avanzados en sostenibilidad. Las empresas asumen su responsabilidad social corporativa.

Alemania es uno de los países industrializados más avanzados en sostenibilidad. Así lo corrobora un estudio comparativo internacional sobre los 34 países miembros de la 
OCDE elaborado por la Fundación Bertelsmann en 2015. Tomando como referencia los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, se analizaron por primera vez de forma sistemática un total de 34 indicadores. Alemania ocupa la sexta posición, destacando en crecimiento, empleo y seguridad social.

GIZ/Salma Reda

Un factor que las empresas alemanas están priorizando en medida creciente como parte integrante de una gestión económica sostenible es la llamada responsabilidad social corporativa (RSC). En el contexto de la globalización esta responsabilidad social de las empresas va ligada al “triple resultado” de los negocios en sus dimensiones económicas, sociales y ambientales. La iniciativa del Pacto Mundial (Global Compact), impulsada por las Naciones Unidas en 1999, entre tanto cuenta con la participación de la mayoría de las empresas cotizadas en el DAX, entre ellas BASF, Daimler o el Deutsche Bank, así como pequeñas y medianas empresas, diversas entidades y organizaciones no gubernamentales. El Pacto Mundial de las Naciones Unidas, las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales y la Declaración tripartita de principios sobre las empresas multinacionales y la política social de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) constituyen los fundamentos en que se asienta la responsabilidad social empresarial. Más de 8.000 empresas y 4.000 organizaciones forman parte del Global Compact, iniciativa internacional de carácter voluntario.

A nivel europeo Alemania apoya especialmente la iniciativa sobre responsabilidad social de las empresas (RSE) de la UE. La estrategia se desarrolla progresivamente y prevé la implantación de un sistema de informes RSE obligatorios para determinadas empresas a partir de 2016. En el marco de la presidencia alemana del G7 en 2015 el Gobierno Federal incluyó en la agenda temas RSC como los estándares laborales, sociales y ambientales.

Que la responsabilidad social y ecológica van unidas también se pone de manifiesto en la “Bündnis für nachhaltige Textilien”, una alianza transversal por los textiles sostenibles que promueve mejoras en ambos aspectos para los trabajadores de la industria textil y de la confección. Más de 100 fabricantes ­alemanes, incluidas las grandes firmas, se han sumado a la iniciativa lanzada por el ­Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) en 2014. Con esta alianza Alemania quiere documentar su compromiso al frente de los esfuerzos internacionales para implantar estándares justos en las cadenas de suministro globales.

En 2009 el Gobierno Federal convocó un foro nacional RSC para definir una estrategia RSC y en 2010 se aprobó la Estrategia nacional sobre la responsabilidad de las empresas–Plan de Acción Corporate Social Responsibility, que se centra en la implementación de la RSC en las pymes.

Related content