Famosos institutos, equipos internacionales

picture alliance/ZB/Waltraud Grubitzsch
Alemania ofrece a jóvenes científicos del exterior grandes posibilidades de investigación.

Se apasionan por lo nuevo, lo des­conocido: científicos investigan en Alemania el cuerpo humano, las plantas y los animales, las profundidades del mar y el espacio. Penetran hasta los más recónditos rincones de la vida. La investigación posee una rica tradición en Alemania y ofrece magníficas posibilidades, también para jóvenes científicos de otros países. El sector privado financia la mayor parte de las inversiones en investigación, pero también el Gobierno federal apoya la educación y la ciencia: en 2015 puso a disposición para ello 15.300 millones de euros. Además, con una estrategia de alta tecnología, apoya a los investigadores en la búsqueda de respuestas a importantes temas y su implementación práctica: digitalización, sostenibilidad, mundo laboral, salud, movilidad y seguridad, entre otros.

Un importante papel en la investigación desempeñan las universidades. Junto con la docencia, la investigación básica es el segundo pilar de las universidades. En la iniciativa “German U15” están unidas 15 grandes universidades que se destacan en la investigación. Entre ellas se cuentan la Universidad Ruprecht Karl de Heidelberg y la Ludwig Maximilian de Múnich. Esas universidades y la Universidad Técnica de Múnich ocupan regularmente primeros puestos en los rankings internacionales. Muchos científicos de punta trabajan en los institutos de investigación de la ­Sociedad Max Planck, la Asociación Helm­holtz, la Sociedad Fraunhofer y la Sociedad Leibniz, de fama internacional. Esos institutos ofrecen interesantes oportunidades, también para científicos jóvenes de otros países, por ejemplo para realizar doctorados. Del fomento de la ciencia se encarga la Fundación Alemana para la Investigación Científica (DFG), la mayor organización de su tipo en Europa.

La internacionalidad se sobreentiende en la investigación en Alemania. Los mejores resultados se obtienen a menudo en equipo: con colegas de otras disciplinas provenientes de todo el mundo. El diez por ciento de los docentes en las universidades alemanas son extranjeros. Y los investigadores realizan casi la mitad de las publicaciones científicas en el marco de cooperaciones internacionales.

Related content