Skip to main content
Sociedad

Mejor acceso al mercado laboral

En Alemania disminuye el número de personas en edad activa. Por ello, el Gobierno alemán promueve la llegada de personas cualificadas de otros países.
Besserer Zugang zum Arbeitsmarkt
Flamingo Images/stock.adobe.com

En Alemania hay escasez de personal cualificado en diversos sectores, sobre todo en la medicina y la enfermería, la ingeniería y las profesiones técnicas. Según una encuesta realizada por la Asociación de las Cámaras de Comercio e Industria Alemanas (DIHK) en 2019, para una de cada dos empresas en Alemania, la mayor amenaza para el desarrollo de sus actividades es la falta de personal cualificado.

Debido al cambio demográfico, llenar las vacantes con personal cualificado solo de Alemania será insuficiente. Según un cálculo de la Oficina Federal de Estadística, el número de personas activas se reducirá entre cuatro y seis millones para 2035.

Nueva Ley de Inmigración Cualificada

En vista del cambio demográfico, una de las tareas más urgentes es también garantizar el relevo generacional en las profesiones y las áreas de actividad laboral cualificadas.

Con ese fin se promulgó la Ley de Inmigración Cualificada, que está en vigor desde el 1 de marzo de 2020. Permite a los trabajadores cualificados de países no pertenecientes a la UE acceder más fácilmente al mercado laboral alemán. La ley era necesaria porque cada vez más empresas no hallaban personal ni siquiera para puestos muy bien remunerados con excelentes perspectivas de desarrollo. Hasta ahora, en Alemania solo tenía acceso ilimitado al mercado laboral personal cualificado de otros países con una educación universitaria. Ahora también pueden trabajar en Alemania personas con cualificaciones profesionales no universitarias adquiridas en el extranjero. El requisito para ello es el reconocimiento de la cualificación por parte de una autoridad competente en Alemania.

Si pueden sufragar su estadía y sus conocimientos del idioma alemán son suficientes para el trabajo que buscan, personas cualificadas pueden entrar al país para buscar un trabajo. Reciben un permiso de residencia y pueden trabajar hasta diez horas por semana a modo de prueba.

Una reglamentación similar rige ahora también para los solicitantes de un puesto de formación profesional. Antes, solo podían entrar al país jóvenes que buscaran una plaza de estudio. Ahora pueden hacerlo también los interesados en una cualificación profesional. Los requisitos para ello son conocimientos de alemán, un diploma escolar de un colegio alemán en el extranjero o un certificado de fin de estudios que dé derecho a entrar en una universidad, una edad máxima de 25 años y tener asegurada la subsistencia en Alemania.