Docencia e
investigación de punta

Lugares de intercambio de conocimientos: las universidades alemanas ofrecen estudios de primera categoría
Lugares de intercambio de conocimientos: las universidades alemanas ofrecen estudios de primera categoría dpa/Maximilian Mühlens
Las universidades alemanas combinan investigación y docencia al más alto nivel.

Diferentes, internacionales, variadas: las universidades alemanas tienen mucho que ofrecer. Si quieres estudiar en Alemania, puedes elegir entre 415 universidades. Básicamente hay tres tipos de universidades: quien tiende al análisis científico, se decide generalmente por una de las 106 universidades clásicas. Quien tiene fortalezas más bien en lo práctico, hallará la carrera adecuada en una de las 207 altas escuelas técnicas o universidades de ciencias aplicadas. Para talentosos creativos hay 51 universidades de cine, arte o música. Además existen seis universidades pedagógicas, 16 teológicas y 29 de administración pública. Todas juntas ofrecen unas 18.000 carreras, de las cuales unas 1.400 tienen una orientación internacional y sus cursos se imparte en idiomas diferentes al alemán.

Entre los estudiantes de todo el mundo se sabe que en Alemania se puede estudiar bien. Entre los países preferidos para estudiar, Alemania ocupa el tercer lugar en el mundo, después de los Estados Unidos y Gran Bretaña. En una comparación global de universidades realizada en 2015, cuatro universidades alemanes figuraron entre las top 100. Otras siete, entre las top 200. Las universidades de la “Iniciativa de excelencia” son los faros de las altas casas de estudios en Alemania. Como graduado de una universidad alemana tienes garantizadas buenas posibilidades en el mercado laboral. Gran ­demanda hay de científicos naturales, técnicos y médicos.

Quien habla poco alemán puede comunicarse en la vida cotidiana en inglés, ya que muchos alemanes lo hablan. En lecturas y seminarios –excepto en las carreras internacionales– se utiliza naturalmente el alemán. Para poder matricularse en determinadas carreras debe probarse por lo tanto poseer buenos conocimientos de alemán. Por eso, muchos estudiantes de otros países realizan antes de comenzar los cursos académicos un curso preparatorio o intensivo de alemán en una universidad. Buenos cursos de alemán ofrecen también los 159 Goethe-Institute en 98 países.

Si apruebas los exámenes al final de tus estudios, obtendrás un título académico de grado o de máster. Los estudios de grado (bachelor) duran por lo general tres años y están estructurados en forma modular, generalmente con algunos módulos obligatorios y otros opcionales. Para un título de máster es necesario estudiar algunos semestres más (dos a cuatro). En Alemania, un año de estudios está compuesto por dos semestres. Los títulos otorgados en Alemania son reconocidos internacionalmente. El European Credit Transfer System (ECTS) permite comparar los estudios dentro del área educativa europea, facilitando así el reconocimiento de tus rendimientos en caso de un cambio de universidad. Quien desee continuar con su carrera académica encuentra también atractivas posibilidades para un doctorado (PhD).

En las universidades se da gran importancia a la internacionalidad, pues cada vez más jóvenes de otros países quieren estudiar en Alemania. De los 2,7 millones de estudiantes matriculados en 2014, 301.300 eran extranjeros. En todas las universidades alemanas existe una International Office, que proporciona a los estudiantes extranjeros consejos en relación con temas tales como la estadía, la vivienda y la vida en Alemania. También los estudiantes alemanes salen al exterior. El porcentaje de estudiantes alemanes que realizaron un semestre o prácticas en otros países ascendió desde 2013 de 32 a 37 por ciento. Sobre todo el Programa Erasmus+ de la Unión Europea abre interesantes perspectivas internacionales para numerosos jóvenes. Un contacto esencial en el exterior para quien se interesa por estudiar en Alemania es el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD). El DAAD organiza el intercambio internacional de estudiantes y científicos, fomenta la internacionalización de las universidades y concede interesantes becas.

Alemania invierte mucho esfuerzo y dinero en su vasto sistema educativo. En 2014, el presupuesto público dedicado a la educación ascendió a más de 120.000 millones de euros. Los estudiantes, por el contrario, no deben gastar mucho en Alemania. Por lo general, en las universidades estatales no se cobran derechos de matrícula.

Related content