La vida en el club deportivo

dpa/Jan Woitas
El deporte es muy popular y ofrece muchas posibilidades para practicar el juego limpio y la tolerancia.

El deporte es una de las diez cosas que más interesan a los jóvenes en Alemania. Para muchos, el club deportivo es como una segunda familia. En Alemania hay en total 91.000 clubes ­deportivos, con nada menos que 27 millones de afiliados. El deporte número uno en el país es el fútbol. Casi dos millones de niños y jóvenes de entre cinco y 19 años de edad juegan partidos todos los fines de semana. También muchas niñas y muchachas juegan al fútbol: 330.000 hasta la edad de 16 años, según datos de la Federación Alemana de Fútbol (DFB). La afiliación a un club cuesta a menudo bastante poco: menos de diez euros por mes. Eso se debe a que muchas personas trabajan para los clubes en forma honoraria, es decir, sin cobrar un sueldo.

El deporte ofrece siempre la oportunidad de hallar nuevos amigos. Jugando juntos pueden experimentarse valores esenciales tales como el espíritu de equipo, el juego limpio y la tolerancia. En el campo de juego, todos son iguales. No importa de dónde vengas ni qué idioma hables. Eso dicen también las estrellas de fútbol Jérôme Boateng, Lukas Podolski y Mesut Özil, para quienes el 13 de julio de 2014 se hizo realidad en Río de Janeiro un sueño de la niñez: se coronaron campeones mundiales de fútbol con la selección alemana.

Related content