Tecnología verde: un sector de futuro

La electromovilidad es uno de los grandes temas de futuro de la industria alemana del automóvil
La electromovilidad es uno de los grandes temas de futuro de la industria alemana del automóvil Uwe Anspach/dpa
La tecnología ambiental alemana es solicitada en todo el mundo. El sector es un importante mercado en crecimiento.

El papel líder de Alemania en las tecnologías de protección ambiental, energías renovables y uso eficiente de los recursos tiene ­positivos efectos para la economía y el mercado laboral. El sector ambiental realiza un relevante aporte para el crecimiento sostenido y contribuye al desarrollo de nuevas tecnologías, tanto en el sector energético ­como en las tecnologías de la información, la comunicación y los materiales. Unos dos millones de personas trabajan en las tecnologías ambientales; uno de cada cinco lugares de trabajo lleva el predicado “verde”. ­Alemania se halla entre los diez países líderes en cuanto a empleo en los sectores de las energías renovables. El sector en general ­está compuesto por empresas medianas, ­pero también grandes grupos económicos, como Siemens, son importantes actores. ­Bajo el sello “GreenTech made in Germany”, las empresas logran considerables éxitos 
de ­exportación; su participación en el mercado mundial alcanza a aproximadamente el 15 por ciento. Con una “Iniciativa de Exportación Tecnología Ambiental”, Alemania aspira a mejorar aún más su posición y posicionarse sobre todo como oferente de soluciones integrales.

La electromovilidad es un importante ­tema de futuro en el sector ambiental

dpa/Ole Spata

Otro impulso a la protección ambiental y del clima se espera que provenga de la electromovilidad. El futuro de la electromovilidad se halla en el orden del día también en China, Japón y América del Norte. El Gobierno alemán y el sector del automóvil persiguen el ambicioso objetivo de transformar a Alemania en el mercado líder de la electromovilidad y participar en ese mercado global. El objetivo es que aproximadamente un 
millón de autos eléctricos circulen por las calles alemanas hasta el año 2020, contribuyendo así a reducir las emisiones de anhídrido carbónico, de las cuales la sexta parte proviene del tráfico rodado. Los fabricantes alemanes de automóviles investigan intensamente en el área de la movilidad eléctrica y ofrecen ya 29 modelos de vehículos eléctricos (a fines de 2015), entre ellos autos como el BMW i3. Libre circulación en carriles para autobuses, aparcamientos gratuitos y matrículas especiales prometió el Gobierno a los propietarios para impulsar la propagación de los autos eléctricos. Simultáneamente aumentaron considerablemente las inversiones en la investigación de la energía, particularmente de las baterías para autos eléctricos. El proyecto “Batería 2000” está considerado modelo; el objetivo es el desarrollo de nuevos materiales y el perfeccionamiento de ya existentes para la producción de baterías de mayor rendimiento.

En el ínterin, en las universidades y escuelas técnicas superiores alemanas y europeas han surgido unas mil carreras en el área de las energías renovables y la eficiencia energética, que atraen a numerosos estudiantes de todo el mundo.

Related content