Skip to main content
Cultura en Alemania

Paradigmas e importantes influencias

El renombre de Alemania como importante nación cultural europea se basa en conocidos nombres y formatos de trascendencia internacional.
Berlinale
© Getty Images

El renombre de Alemania como importante nación cultural se basa en grandes nombres del pasado, como Goethe, Schiller y Thomas Mann en la literatura y Bach, Beethoven y Brahms en la música. En 2020, Alemania celebró con un “Año Beethoven” el 250 aniversario del compositor.

Ya en 2019, Alemania conmemoró la fundación del movimiento Bauhaus hace 100 años. En el decenio de 1920, el movimiento Bauhaus logró desarrollar un lenguaje de formas que marcó su época y creó un estilo que sigue teniendo impacto en todo el mundo hasta hoy. Las posiciones artísticas contemporáneas también están magníficamente representados en todos los géneros artísticos, en la pintura con artistas como Gerhard Richter, Georg Baselitz, Anselm Kiefer y Rosemarie Trockel y en la fotografía con Andreas Gursky, Wolfgang Tillmanns y Candida Höfer.

Eventos internacionales

Entre los eventos culturales más importantes de Alemania se cuentan la Berlinale, la Feria Internacional del Libro de Fráncfort, el Festival de Bayreuth, el festival teatral Theatertreffen Berlin, el festival Rock am Ring y el festival artístico internacional Ruhrtriennale.

En Alemania hay 46 sitios bajo protección de la UNESCO. En Europa, solo en Italia hay más sitios del Patrimonio Mundial. El Foro Humboldt, que se construye en Berlín, se convertirá en un nuevo centro cultural. Se caracterizará por su apertura al mundo, un intercambio internacional de conocimientos y un diálogo entre las culturas. En el espíritu de los hermanos Alexander y Wilhelm von Humboldt –dos importantes investigadores y pensadores de la Ilustración– el Foro Humboldt pondrá de relieve las interdependencias mundiales. Con ese fin, el nuevo centro de exposiciones combinará aportes de varios museos y estará estrechamente relacionado con la Universidad Humboldt. El Foro se crea en un lugar de importancia histórica, en el reconstruido Palacio Real de Berlín. El nuevo edificio fue diseñado por el arquitecto italiano Franco Stella. El proyecto ha sido objeto de controversias en Alemania, tanto en lo que respecta al contenido, como al diseño y los costos.