Skip to main content
Europa

El Pacto Verde Europeo

El “Pacto Verde” de la Unión Europea proporciona un plan maestro para una transición justa hacia un futuro sostenible y climáticamente neutral.
EU Green Deal Windenergy
© dpa

Desde el 1 de julio de 2020, Alemania ocupa la presidencia del Consejo Europeo por seis meses. La tarea más urgente es hacer frente a la pandemia del coronavirus. Pero bajo el lema “Juntos relanzando Europa”, una prioridad en la agenda será también la protección del clima. Uno de los proyectos más importantes es la Ley Europea del Clima, con la que la UE quiere anclar el objetivo de la neutralidad climática formulado en el Pacto Verde vinculantemente para el año 2050. Además, se aspira a mejorar el objetivo climático de la UE para 2030. Alemania apoya la propuesta de la Comisión de aumentar la meta de reducción de emisión de gases de efecto invernadero del 40 por ciento actual en comparación con el año 1990 a entre el 50 y el 55 por ciento.

Los objetivos del Pacto Verde

Con el “Pacto Verde”, la Unión Europea se trazó un ambicioso objetivo: convertir hasta el 2050 a Europa en el primer continente clima neutral. El plan, que Ursula von der Leyen, la presidenta de la Comisión Europea, presentó cuando asumió el cargo en diciembre de 2019, no es, por lo tanto, un plan maestro solo para los próximos años. El proyecto contempla las próximas tres décadas, con el objetivo declarado de modernizar Europa de forma sostenible y social. Es la respuesta de la Comisión Europea a los crecientes riesgos que el cambio climático y la pérdida de biodiversidad suponen para las economías de la UE. Y también es una respuesta a los resultados de las elecciones europeas de mayo de 2019, que demostraron que muchos ciudadanas y ciudadanos exigen una mayor protección del clima y el medio ambiente.

Las tecnologías verdes como oportunidad

El Pacto Verde es esencialmente una nueva estrategia de crecimiento. La idea básica es simple: una gran parte del desempeño económico de Europa depende de la conservación de sus bases naturales. Ello se aplica tanto al agua, el aire y el suelo como a los bosques, los mares y la estabilidad del clima. La previsión es la mejor forma de asegurar la prosperidad también en el futuro. Por ello, el Pacto Verde se centra en las tecnologías verdes y el respeto por la naturaleza. El objetivo es disociar el crecimiento económico del uso de recursos y, simultáneamente, crear nuevos puestos de trabajo. Las numerosas iniciativas contenidas en el proyecto también dan a las empresas la seguridad de planificación que necesitan y crean el marco para una UE más resiliente a las crisis. Ese es también el principio básico para superar la crisis del coronavirus.

Video: The European Green Deal

La sostenibilidad como principio básico de la Unión Europea no es nueva. Pero el Pacto Verde va más allá: apoya y acelera la transformación que ya está en marcha y la convierte en un concepto integral para el futuro. El plan tiene en cuenta todos los ámbitos de la economía y la sociedad, desde la industria, el comercio, el transporte y la agricultura hasta la biodiversidad, el patrimonio natural, el reciclaje y las transformaciones estructurales. También los impuestos y las finanzas públicas–como importantes palancas para los procesos de transformación– se diseñarán en el futuro según criterios ecológicos.

Una visión para el continente

Con la firma del Acuerdo de París sobre el clima, la Unión Europea también se ha comprometido a limitar el calentamiento global a un nivel por debajo de los dos grados, preferentemente a 1,5 grados. El Pacto Verde incluye estrategias y medidas concretas como contribución de Europa para alcanzar ese objetivo. La UE quiere dar así también un ejemplo creíble, para ganar aliados y socios a nivel internacional.