Skip to main content
Política exterior

Compromiso con la paz y la seguridad

Alemania impulsa la cooperación multilateral y promueve a nivel mundial la paz, la seguridad, la democracia y los derechos humanos.
UN-Einsatz
© Getty Images

Alemania está intensa y ampliamente interconectada en redes en el área de la política internacional. Mantiene relaciones diplomáticas con casi 200 países y es miembro en muchas organizaciones multilaterales y grupos de coordinación internacional informales, tales como el “Grupo de los Siete” (G7). Ministro de Relaciones Exteriores es, desde 2018, Heiko Maas (SPD). En el Servicio Exterior, cuya sede central está en Berlín, trabajan 12.100 personas. El país tiene, en total, 227 representaciones en el exterior.

El objetivo prioritario de la política exterior alemana es el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Entre sus coordenadas básicas se cuenta la plena integración en las estructuras de cooperación multilateral. Concretamente, ello significa una constructiva cooperación con los países miembros de la Unión Europea (UE) y los socios transatlánticos,  la defensa del derecho a la existencia de Israel, la participación activa en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en el Consejo de Europa y el fortalecimiento de la arquitectura de seguridad europea en el marco de la OSCE. Alemania ejerce en la segunda mitad de 2020 la presidencia del Consejo de la UE.

Prevención de crisis y estabilización

Junto con países socios, Alemania defiende la paz, la seguridad, la democracia y los derechos humanos en todo el mundo. El concepto de seguridad tal como lo entiende Alemania abarca, además de la activa prevención de crisis, la estabilización, el desarme y el control de armamentos, también los aspectos económicos, ecológicos y sociales desde la perspectiva de la sostenibilidad. Parte de ello es un diseño de la globalización con oportunidades para todos, la protección del medio ambiente y del clima más allá de las fronteras nacionales y el diálogo entre las culturas y las religiones.

Desde el final del conflicto Este-Oeste, la política exterior alemana se ve confrontada con nuevos desafíos y oportunidades. Integrada a nivel multilateral, Alemania ha asumido la responsabilidad que se deriva de la reunificación del país en 1990: el país contribuye a través de múltiples y continuados esfuerzos a la estabilización de regiones en crisis y la solución de conflictos. Además, participa en la consolidación de las estructuras de mantenimiento de la paz y realiza una contribución a la superación de crisis a través del envío de personal en el marco de misiones de paz con mandato de la ONU.

Alemania realiza todo ello sobre la base de una definición de intereses basada en valores. Hoy prácticamente no hay crisis que no puedan afectar algún día a Alemania. Estabilizar sostenidamente Estados en crisis es por esa razón siempre en interés de Alemania. El compás para el accionar alemán en crisis internacionales y la forma de tratar los conflictos armados conforman las directrices con el título “Impedir crisis, superar conflictos, fomentar la paz”, aprobadas en 2017. Pues reconocer y desactivar conflictos antes de que se intensifiquen está en el foco de toda política exterior responsable. Un destacado aporte a la prevención de crisis y el aseguramiento de la paz realizan soldados, policías y expertos/as en misiones de la UE, la OSCE, la ONU y la OTAN, así como del Consejo de Europa y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Asistencia oficial para el desarrollo 2018 (en miles de millones de dólares)

Fuente: OCDE/CAD

Compromiso con la ayuda humanitaria

Presupuesto mundial de ayuda humanitaria 2018 (en miles de millones de dólares)

Fuente: Statista

Alemania proporciona ayuda humanitaria para apoyar a seres humanos que, debido a crisis, conflictos o catástrofes naturales, se hallan en situaciones agudas de emergencia y no pueden salir de ellas por sus propias fuerzas. El objetivo es posibilitar a los afectados la supervivencia en condiciones de dignidad y seguridad, darles una perspectiva y mitigar sus sufrimientos. En ello, Alemania se apoya en organizaciones de las Naciones Unidas, el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y organizaciones humanitarias no gubernamentales alemanas e internacionales. Como donante basado en principios, Alemana se orienta por las necesidades de las personas afectadas por crisis y catástrofes. Además, Alemania aboga por el respeto del derecho internacional humanitario, los principios humanitarios y la defensa del espacio humanitario. Los ayudantes humanitarios deben recibir la protección que les corresponde de acuerdo con el derecho internacional.

En la era de la globalización y la digitalización y en vista de un mundo en rápida transformación, en la agenda se hallan, además de los temas clásicos de la política exterior, crecientemente también nuevas áreas, por ejemplo, la diplomacia digital. Parte de ella son, por ejemplo, la defensa ante “ciberoperaciones hostiles” y el rechazo de intentos de influir sobre la opinión pública a través de la propaganda.