Skip to main content

Por la movilidad del futuro

Alemania fomenta enfoques innovadores en el transporte. La digitalización desempeña un papel importante en ello.
Wasserstoff-Tanksäule
© Tim Siegert-batcam/stock.adobe.com

Como emplazamiento de primer orden de la industria del automóvil, Alemania puede desempeñar un papel decisivo en cómo va a ser la movilidad del futuro en el mundo. Una transformación del transporte es inevitable, tanto en Alemania como en todo el mundo: el tráfico de automóviles está llegando a su límite y la participación del transporte en las emisiones dañinas para el clima sigue siendo alta. Por otra parte, en el ámbito del transporte y la logística surgen constantemente nuevas oportunidades de digitalización.

Significativas mejoras en la seguridad y el balance ambiental podrían suponer, por ejemplo, la conducción autónoma y la interconexión de los vehículos. Un plan de acción adoptado en 2019 por los ministerios de Educación e Investigación, Economía y Energía y Transporte e Infraestructura Digital se trazó como objetivo promover nuevos desarrollos en esa área. El plan de acción forma parte de la Estrategia de Alta Tecnología 2025 del Gobierno federal Gobierno Federal El Canciller Federal y los ministros federales componen el Gobierno Federal (Gabinete). El Canciller (Jefe de Gobierno) fija las líneas maestras de la política, en tanto que los ministros dirigen sus carteras independientemente y en consonancia con dichas directrices. En virtud del principio de… Más información › .

Probando innovaciones en la práctica: con socios europeos

Para lograr avances prácticos en la conducción automatizada y otras tecnologías innovadoras, Alemania ha creado un circuito de pruebas en condiciones reales: desde 2015, en la autopista A9, en Baviera Baviera También Baviera, región cervecera por excelencia, produce magníficos vinos. La Fiesta de la Cerveza, el Palacio de Neuschwanstein y el espléndido paisaje alpino atraen a numerosos turistas extranjeros. Pero Baviera es mucho más que folclore y tradiciones vivas. Su economía es mayor que la de Suecia… Más información › , una de las más transitadas del país, existe un Área Digital de Pruebas (DTA). Institutos de investigación y empresas innovadoras pueden probar allí sus tecnologías en situaciones reales de tráfico y recoger datos para seguir desarrollándolas.

Una zona de pruebas de este tipo creó Alemania también junto con sus vecinos Francia y Luxemburgo. El “Área Digital de Pruebas Alemania-Francia” va desde Merzig, pasando por Saarlouis y Saarbrücken en Alemania, hasta Metz, en Francia y la región de Bettembourg, en Luxemburgo. Uno de los objetivos es probar las funciones de conducción automatizada en el tráfico transfronterizo.

Propulsiones alternativas

Además de los nuevos desarrollos digitales en materia de movilidad, Alemania también está promoviendo sistemas de propulsión innovadores, tales como la electromovilidad y la tecnología del hidrógeno. Actualmente, la oferta de ese tipo de vehículos en Alemania es menor. Por ello, el Gobierno federal Gobierno Federal El Canciller Federal y los ministros federales componen el Gobierno Federal (Gabinete). El Canciller (Jefe de Gobierno) fija las líneas maestras de la política, en tanto que los ministros dirigen sus carteras independientemente y en consonancia con dichas directrices. En virtud del principio de… Más información › apoya la investigación en ese campo y la ampliación de la infraestructura correspondiente. El objetivo es que en 2023 haya en toda Alemania 400 estaciones de carga de hidrógeno para todo el público.

Alemania también apuesta por el hidrógeno como energía verde en otros ámbitos, como, por ejemplo, la generación de calor y procesos industriales. Con su “Estrategia Nacional del Hidrógeno”, el Gobierno quiere convertir a Alemania en un país pionero en esas áreas. Para ello, el Ministerio Federal de Educación e Investigación (BMBF) invertirá hasta el 2023 más de 300 millones de euros sólo del Fondo Climático. Alemania también crea asociaciones estratégicas para el hidrógeno en Europa y en todo el mundo. Junto con socios africanos, por ejemplo, se aspira a explorar qué papel puede desempeñar el “hidrógeno verde” para un desarrollo sostenible del continente africano.